¿Qué son las Claves Tonales Pleyadianas?

 

Son 75 frecuencias que representan un Alfabeto Siriano entregado a los pleyadianos para su evolución en el tiempo del nuevo amanecer que ellos tuvieron hace millones de años. Ellos tuvieron dualidad como nosotros ahora y gracias a un trabajo en hermandad reconstruyeron la célula original para sembrarla luego en el ADN de lo que hoy conocemos como humanidad. Éstos códices provienen del ADN Pleyadiano de Aripka Maia, quien proviene directamente de las pléyades.

De esta tecnología de desprende la Numerología Siriana.

 

Son frecuencias y códigos que han descendido al planeta Tierra para ayudarnos a sanar, re-codificar y cambiar aspectos de nuestro ADN Interdimensional. En ese campo infinito se encuentran acumulados experiencias de esta vida, vidas pasadas y herencias de nuestros antepasados.

 

Las Claves Tonales Pleyadianas son frecuencias y notas de amor enviadas por nuestros hermanos pleyadianos para ayudarnos en nuestro proceso de despertar y evolución interior.

 

Las Pléyades representa a nuestro Padre y Madre en la configuración de la cadena ancestral galáctica. Nuestro ADN proviene de esta conciencia y civilización. Ellos son nuestros padres galácticos, sembraron en Gaia un ADN espiritual, con conciencia, capaz de evolucionarse a sí mismo y de experimentar el libre albedrío.

Ellos son los constructores de nuestro ADN Humano y saben como re-codificarlo. Estas notas de amor cambian el estado vibratorio de nuestros registros interdimensionales para evolucionar.

 

Las Claves Tonales Pleyadianas tienen forma, color y sonido.

La conjunción de estas 3 energías forma un paquete energético que cuando es activado en el ADN Humano enciende una nota de resonancia con la verdad divina que hemos sembrado como almas. 

 

Esta tecnología re-codifica el ADN Interdimensional Humano llevándolo a activar todo su potencial.

 

Esta es la Clave Maestra de la Tecnología 

RAVENA es la Nave Ra, la nave sol que enciende el vehículo de luz humano a través de la geometría sagrada del octaedro y los discos solares que activan el Genoma Galáctico.

 

Esta clave es el corazón de nuestro GENOMA, contiene en sí misma toda la información de dónde venimos y hacia dónde vamos.

La clave activa el motor de nuestro corazón para volver a pulsar nuestra identidad solar, quiénes somos.

Para volver a tejer la red de la hermandad es necesario que cada ser recuerde quién es y cuál es su misión dentro del tejido.

 

“Un tejido no puede estar unido y puro si las células que lo componen aún están perdidas”

 

 

 

Si deseas Formarte en esta tecnología revisa el Programa y las Fases de Formación aquí:

Programa de Formación Claves Tonales Pleyadianas